Fuerte y claro: Silvia Cherem se une a decir ‘Yo Tampoco’

QUERIDOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD:

Ahora que la información y la desinformación se limitan a teclear un enter en una computadora, he seguido de cerca el polvorín de bandos antagónicos en que se ha convertido nuestra comunidad, enrarecida con ofensas y vituperios, con indignantes calumnias que, en su afán de linchar a Marcos Metta Cohen, rallan en la más burda de las intolerancias.

Cuando hace unos días vi por vez primera el video de Guimel —una muestra  respetuosa y prudente en el marco comunitario— pensé que era símbolo de la madurez que ha alcanzado nuestra comunidad, manifestando cuando menos apertura para abordar temas difíciles. Jamás me pasó por la cabeza que una invitación a la pluralidad, que se suma a las recientes leyes antidiscriminatorias que se han aprobado en nuestro país, y en gran parte del mundo, —la osadía de decir: “yo tampoco acepto la discriminación”—, provocara tal cacería de brujas, fuera una forma de equipararnos con los regímenes más oscurantistas y, especialmente, lanzara un dardo ponzoñoso para aniquilar a Marcos Metta, el presidente de la comunidad Alianza Monte Sinai. Sigue leyendo

Discurso Lanzamiento YO TAMPOCO – Eli Nassau

Este es el discurso que dio Eli Nassau en el lanzamiento de la campaña Yo Tampoco y que ha sido comentado por personalidades como Guadalupe Loaeza y Mónica Garza.

 

Buenas noches.

A a los 12 y 13 años toda mujer y hombre judío, respectivamente, pasan por un ritual. Es el Bar mitzvah para los hombres y la Bat-Mitzvah para las mujeres. En la Bat o Bar Mitzvah se celebra que la persona ya es un integrante adulto de su comunidad y se les reconoce su madurez como persona y responsabilidad frente a su congregación.

El Bar o Bat-Mitzvah es una fiesta y se comparte con la familia, los amigos y la comunidad. Es una tradición que nos une, nos hace sentir parte de algo; de una tradición milenaria y es algo que vivimos con nuestros seres queridos. Nos conecta con todas las personas que también han pasado por este ritual.

A esa misma edad es cuando empezamos a distinguirnos, a pensar como individuos. A esa misma edad muchos empezamos a cuestionarnos. A esa misma edad nos empezamos a preguntar, considerar nuestras emociones, nuestros deseos, e inquietudes. Una de las cosas que nos cuestionamos es nuestra sexualidad.

Para las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero esta es una etapa conflictiva10295567_10152031746892723_7941275690496965055_o y complicada. Por un lado está la celebración de convertirse en una o un joven que es parte de una comunidad, y por el otro, uno empieza a tener estas inquietudes sobre su manera de ser y sentir que difícilmente tienen respuestas, o acceso a ellas, en nuestra comunidad. Sientes que no puedes compartirlo con tus amigos, con tu familia. ¿Qué van a decir? ¿Qué me van a hacer? ¿Si soy diferente a todos, podré seguir siendo parte de mi Comunidad?

Cuando mi rabino me llamó a platicar con él a su oficina para inspirarse para el discurso que daría en mi Bar Mitzvah me preguntó a qué equipo le iba. Dije que Pumas sólo porque vi una foto de él con su gato en su escritorio. Nunca había visto un partido en mi vida. Si no me atrevía a decirle que no me gustaba el fútbol, mucho menos le iba a decir que sentía que había algo diferente en mi. Que algo no era igual a los demás.

Miles de personas de la Comunidad pasan por experiencias similares: es la inhabilidad de compartir plenamente cómo son con sus sere queridos. La respuesta con la que muchos se topan cuando por fin deciden expresarse abiertamente es rechazo, o el alejamiento de sus seres queridos. El decir la verdad y vivir tal y como somos puede significar la pérdida de nuestras familias, amigos, maestros o de nuestra comunidad.

Al otro lado de la moneda están las familias. Para las familias es difícil aceptar o entender una situación con la cual no tienen mucha experiencia, o que ha sido mal vista por razones religiosas, sociales, culturales y de educación. Es muy triste ver todo el dolor y el sufrimiento por el que pasan estas personas. ¿Por qué habríamos de seguir así?

YO TAMPOCO busca acercar a las personas Lesbianas Gay Bisexuales y Transgénero con sus seres queridos; con sus familias, amigos y con su Comunidad. YO TAMPOCO quiere resaltar el amor que puede existir por parte de una familia, de una Comunidad. Creemos que ha llegado el momento de dar la cara–porque no vivir en plenitud no es vivir–y de que la Comunidad nos abra sus brazos y sus corazones. Queremos estar aquí, con ustedes. Queremos trabajar. Queremos construir. Queremos aportar. Y queremos que ustedes estén con nosotros y nosotros con ustedes. Queremos unir, no separar, queremos tumbar las barreras de la discriminación, del miedo, del rechazo. Queremos festejar que somos una Comunidad plural y diversa.

Por eso decimos “YO TAMPOCO”.

Porque ya no queremos perdernos de un momento más de sus vidas ni queremos que ustedes se pierdan de la nuestra. Porque cada vida es valiosa y no podemos negar lo que dice el corazón.

“YO TAMPOCO” busca un cambio fundamental en la actitud hacia y comportamiento con las personas Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transgénero de nuestra Comunidad. Un cambio para que jóvenes y adultos con diferentes orientaciones sexuales e identidades de género se sientan bienvenidas y bienvenidos en sus familias, con sus amigos y en su Comunidad. Para fortalecer nuestros lazos y no crear divisiones. Para que el día de su Bar o Bat Mitzvah una o un joven sepa que en este gran paso al mundo de la adultez y responsabilidad también va a contar con el apoyo de sus seres queridos mientras que descubre su identidad.

10365654_10152031747762723_208161351440954270_o

El equipo completo de Guimel

Detrás de esta campaña está el trabajo, el esfuerzo y el talento de muchas personas. Quiero agradecer en nombre de todo Guimel a la Kuter Casa Productora, a Jonathan Bouzali, a Armond Cohen y a todo el equipo detrás de ellos que coordinó, trabajó y se quedó hasta las 3 de la mañana limpiando la casa-locación en silencio porque la dueña–mi abuelita–ya se había ido a dormir… También a todos los diseñadores, artistas, productores, ingenieros, técnicos y becarios que han estado con nosotros a lo largo de estos ocho meses. ¡Gracias! Quiero agradecer a todas las personas que vinieron a dar la cara y decir “Yo Tampoco”. Tuvimos una respuesta tan abrumadora que algunos tuvieron que esperar hasta dos horas para grabar. Créanme cuando les digo que valió la pena. Ustedes hoy siembran las semillas del amor que tantos vamos a agradecer. También quiero agradecer a todos los donadores que por su generosidad y su visión esto fue posible. Agradezco profundamente a todo el Equipo Guimel que se mantuvo firme, trabajando contra viento y marea, apoyándonos unos a otros incluso en los momentos más oscuros, gracias. Finalmente quiero agradecerles a todos ustedes por haber venido. Estoy sumamente conmovido y esto nos demuestra que cada vez son más los que ya no están dispuestos a perderse de la vida de su ser querido.

¡Muchas gracias!

Video de la Campaña Yo Tampoco:

Elías escribe sobre su hermano gemelo y su mamá lo comparte orgullosamente

Quisiera compartir con la comunidad lo que mi hijo escribió para una de las aplicaciones a la universidad. Me conmovió mucho y le pedí permiso si lo podía compartir… Un poco de Elías y Jorge: son gemelos, nacieron en Los Angeles y ahora están estudiando en Syracuse (Elias) y Jorge en Adelphy (Long Island). Sigue leyendo

El matrimonio gay de mi mamá

El Diario Judío

por DAFNA GOLDSCHMIDT, Arqueóloga, U. Sek.

 

Si hace 15, 10 o 5 años  me hubieran dicho que este 16 de febrero que viene me encuentro pronta a caminar por el altar, hubiera pensado que se trataría de mi propia boda, donde con 28 años cumplidos voy al encuentro de  mi  “buen hombre judío” que me espera en la jupa, radiante de felicidad al verme llegar luego de días sin vernos, cubierto con su talit, y con muchas de las expectativas del ideal de hombre, matrimonio,  esposa y familia que se han impuesto en mi cabeza por mi entorno y por la sociedad desde que tengo uso de razón. ¿Por qué voy solo del brazo de mi mamá?

Este 16 de febrero tendré el honor de llevar a mi mamá al altar, y entregarla a la persona que la ha hecho feliz en estos últimos 9 años. Presenciaré la unión…

Ver la entrada original 911 palabras más

El problema que no debió ser

A continuación presentamos las reflexiones de “E”, un aliado de Guimel que participó en la Marcha del Orgullo LGBTTTI en junio del 2013 en la Ciudad de México. El autor pidió conservar el anonimato por miedo a represalias de la Comunidad judía, a la que pertenece.

Hace algunos meses se celebró la marcha del orgullo LGBTTTI en México. Siendo heterosexual, pero debido a mi relación cercana con algunos miembros de la comunidad LGBT, participé junto con mi esposa como parte del contingente de GUIMEL, el grupo de apoyo a l@s LGBT de la Comunidad judía de México.

IMG_4549 chÉramos pocos, apenas unos 10 o 15, pero llamamos mucho la atención por ser judíos y por llevar kipot de colores del arcoiris. Algunos del grupo, a pesar de estar marchando, tratábamos de evitar salir en fotografías, tarea casi imposible. Otros con orgullo posaban. Mientras marchaba no dejaba de pensar, ¿por qué esconderme? ¿por qué somos tan poquitos los que marchamos, si hay mucho más miembros de la comunidad LGBT judíos en México?

Resulta que la Comunidad judía mexicana es Sigue leyendo

El precio de la felicidad

Por Fernanda Solís.* Es sumamente extraño que una tal Fernanda Solís escriba un artículo para Guimel, una organización que apoya a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales que viven dentro de la comunidad judía. Este no es mi nombre en realidad, soy judía, pero mi identidad permanecerá incógnita, al menos por ahora.

Sigue leyendo, tú podrías estar en la misma situación que yo.

Si ser judío no es fácil y ser gay tampoco, ser judío, ser gay y vivir sometido a una familia que en el siglo XXI sigue con una mentalidad medieval, es sumamente complicado. En esta ocasión, la experiencia habla. Hoy ya cuento con 23 años y estoy más que segura que soy lesbiana (de closet pero sí, me gustan las mujeres). LESBIANA, una palabra fuerte, que incluso personas homosexuales no son capaces de pronunciar. Yo en lo personal no tengo ningún problema. Lo que realmente si me genera un problema es cuando personas heterosexuales en vez de acercarse a preguntarme “¿eres lesbiana?”, me preguntan “¿es cierto que bateas para el otro lado?”, lo único que me dan ganas de hacer es darles un zape y contestarles que ni siquiera sé jugar baseball.

Hoy, contaré mi historia, un dramatismo digno de telenovela; es entretenida y no dudo que muchas y muchos se puedan identificar. A los 18 años decidí tener mi primera novia, Sigue leyendo

HISTÓRICO: Guimel participa en la XXXV Marcha de Orgullo en DF (Videos)

Artículo publicado originalmente en Enlace Judío

La kipá arcoíris, que representa la simbiosis entre judaísmo y homosexualidad, salió el sábado pasado del closet…. Y por primera vez Guimel, el grupo judío gay mexicano se unió a la marcha del orgullo nacional que se derramó sobre la avenida Reforma y recorrió desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo, en un despliegue de solidaridad y júbilo.

IMG_4519

“Era un atrevimiento y nos aplaudieron por esta voluntad de querernos acercar” Sigue leyendo