Fuerte y claro: Silvia Cherem se une a decir ‘Yo Tampoco’

QUERIDOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD:

Ahora que la información y la desinformación se limitan a teclear un enter en una computadora, he seguido de cerca el polvorín de bandos antagónicos en que se ha convertido nuestra comunidad, enrarecida con ofensas y vituperios, con indignantes calumnias que, en su afán de linchar a Marcos Metta Cohen, rallan en la más burda de las intolerancias.

Cuando hace unos días vi por vez primera el video de Guimel —una muestra  respetuosa y prudente en el marco comunitario— pensé que era símbolo de la madurez que ha alcanzado nuestra comunidad, manifestando cuando menos apertura para abordar temas difíciles. Jamás me pasó por la cabeza que una invitación a la pluralidad, que se suma a las recientes leyes antidiscriminatorias que se han aprobado en nuestro país, y en gran parte del mundo, —la osadía de decir: “yo tampoco acepto la discriminación”—, provocara tal cacería de brujas, fuera una forma de equipararnos con los regímenes más oscurantistas y, especialmente, lanzara un dardo ponzoñoso para aniquilar a Marcos Metta, el presidente de la comunidad Alianza Monte Sinai. Sigue leyendo

Anuncios

Judíos gays ortodoxos demandan a terapeutas que prometieron volverlos heterosexuales.

(Nota: Éste es un artículo traducido que originalmente se publicó en el Huffington Post. Todas las ligas están en inglés.)

El martes, el Southern Poverty Law Center emitió la primer demanda de su tipo en contra de JONAH (Jews Offering New Alternatives for Healing, por sus siglas en inglés)–organización que supuestamente promete “curar” a las personas homosexuales.

La demanda de fraude al consumidor acusa a la organización “ex-gay,” que aplica una terapia de conversión, de engañar a los demandantes a creer que la homosexualidad es un “desorden mental” que se puede curar, reporta CNN.

La denuncia fue presentada en nombre de cuatro jóvenes y dos de sus padres. Los jóvenes alegan que JONAH los “atrajo a que pagaran por la terapia con prácticas engañosas,” de acuerdo al blog Think Progress.

Chaim Levin, de 23 años, es uno de los demandantes. (Foto: AP)

La demanda explica que la costosa terapia (puede costar hasta $10,000 USD al año), puso a los demandantes bajo “depresión, ansiedad y comportamiento auto-destructivo,” reportó CNN. Sigue leyendo

La historia de un judío gay que pasó por la “terapia de conversión”

Sobreviviente de Terapoa Ex-GayJayson Littman es un hombre en sus treintas que vive en la ciudad de Nueva York. Jayson creció en un ambiente ortodoxo-judío. A los 21 años decidió que tenía que “hacer algo con sus atracciones hacia los hombres.” Su homosexualidad entraba en conflicto con ciertas creencias de su comundad por lo que decidió enrolarse–después de tratar otras alternativas– en un grupo que promete “convertir a los hombres homosexuales en heterosexuales.”

Poco sabía Jayson del daño psicológico que los “retiros” de la organización le causarían. Tampoco sabía que iba a ser un espacio en donde por fin se daría cuenta de que su atracción hacia otros hombres no iba a cambiar por más tfilot que rezara, o por más mujeres con las que salía en citas.

Lee aquí la historia completa de Jayson (en inglés).