NUEVA SECCIÓN: “Espacio Seguro” – para preguntas y respuestas.

  • ¿Tienes dudas acerca de tu orientación o de tu identidad sexual?
  • ¿Tu hija o hijo salió del clóset? ¿Te sientes desorientado? ¿Enojado? ¿Triste?
  • ¿No sabes cómo decírselo a tus papás?
  • ¿Te molestan en la escuela y no sabes a quién acudir?

¿Tienes muchas preguntas y no sabes a quién preguntarle?

PreguntasFoto

En Guimel abrimos un espacio para ayudarte a responder tus dudas. Las preguntas y respuestas son publicadas bajo un seudónimo.

Puedes dirigirte de forma anónima y confidencial o usando un seudónimo.

Discreción absoluta.

Te invitamos a que nos escribas por aquí o a nuestro correo, contacto@guimel.mx

También nos puedes llamar a nuestra Línea directa GUIMEL para contacto inmediato:

(55) 3885-4209

Esta semana presentamos dos preguntas. La primera es de un joven de prepa que se identifica como gay y que no sabe cómo decirle a sus papás, especialmente porque ellos creen que uno se hace gay y no se nace. La segunda es de una madre que acaba de oír la noticia de que su hija es lesbiana y le cuesta trabajo digerir esta información.

————————————————————————————————-

Pregunta:

Tengo diecisiete años, soy alumno de segundo de prepa. Me considero inteligente, buen estudiante y sociable. Por lo visto soy gay. Durante el año pasado, he leído mucho acerca del tema de la homosexualidad, libros, investigaciones y artículos que he buscado. Mientras más leo más me identifico con lo que siento y con quién soy.

Últimamente he estado tratando de “insinuarle” a mi familia lo que siento, pero no ha servido de nada. Hoy hablamos un poco del tema y me di cuenta que mis papás piensan que uno “se vuelve” gay por culpa del medio ambiente, y no creen que se nace así. No tengo idea cómo “salir del clóset”, qué decirles y qué contarles. Para colmo, en mi familia solamente somos dos hijos, yo y mi hermana. Los dos nacimos luego de que mi mamá estuvo en tratamientos porque no podía embarazarse. Que piensen que su único hijo hombre a lo mejor no va a tener hijos, es algo que me asusta, no sé cómo lo van a tomar.

Yo me acepto como soy, sobre todo porque he leído que hay distintas maneras en las que una pareja gay pueda tener hijos.

Mis preguntas son: ¿Cuál es la mejor forma de salir del clóset? ¿Cómo les puedo decir a mis papás que yo no “me volví” gay, sino que nací así?

Gracias de antemano.

“Tom”

Respuesta:

Querido “Tom”:

A través de tu carta, nos damos cuenta de que superaste bien el proceso de aceptarte a ti mismo, te sientes cómodo con tu inclinación sexual y has buscado y leído información. Te felicitamos.

Por experiencia, sabemos que lo más difícil de “salir del clóset” (después de aceptarte a ti mismo), es frente a los padres.

El temor más grande es el de decepcionarlos, avergonzarlos, causar tensión en la relación (porque los padres no siempre reaccionan igual), hacer que se sientan culpables por pensar que quizá su forma de educar no fue la adecuada y esa es la razón por la que su hijo o hija es “diferente”.

En algunos casos más radicales, por ejemplo cuando el hijo es menor de edad, también existe el temor de que los padres limiten sus actividades sociales o le prohíban la amistad de alguien, para tratar de hacerlo cambiar. A veces los hijos tienen miedo de que sus padres los dejen de querer o que los corran de la casa, porque son cosas que desafortunadamente a veces  pasan.

Siempre que un hijo “sale del clóset”, sus papás “se meten”. Esto significa que deben pasar un proceso de aceptación similar al del hijo, pero este proceso se lleva a cabo a un ritmo distinto según cada persona y según cada familia. Por eso, muchas veces esto no es fácil para los padres.

Como tú ya pasaste tu proceso y ya te aceptas, estás ahorita pensando qué hacer para preparar el terreno y poder contarles a tus papás y a tu hermana. Lo estás haciendo con una gran sensibilidad que es una prueba del amor que les tienes. Sientes que ya no te es posible seguir ocultando el secreto y diciendo mentiras. Aparte, sabes que ellos piensan que la inclinación sexual se adquiere socialmente.

Cada familia es única:

Desafortunadamente, no podemos recomendarte una forma única y válida para salir del clóset ante tus padres, porque cada familia tiene su propia forma de ser y de manejarse. Lo que si podemos, es señalar algunos puntos que pueden ayudarte a decidir cuándo salir, a quién contarle y cómo te sentirías tú más cómodo de hacerlo.

Dependiendo de cómo sea tu relación con tu hermana, piensa si no sería conveniente contarle a ella primero y comentarle que quieres abrirte ante tus papás.

Si decides contarles primero a tus papás, quizá sea buena idea que le cuentes primero a uno de los dos: a aquel con el que te sientas más seguro y cercano.

Es importante que recuerdes en todo momento que tú ya pasaste por un proceso, y ahora es el turno de ellos.

Por lo general, estar informados hace que los padres se sientan más fuertes para manejar y comprender este tema desconocido. Por eso, quizá vale la pena que tengas a la mano, antes de salir del clóset, el teléfono de “Guimel”, y la dirección de internet, y les recomiendes a tus padres que nos llamen para obtener apoyo de otros padres, (después de que les cuentes).

También te recomendamos el excelente libro “Papá, Mamá, soy gay”, que les puede ayudar.

No podemos saber cuál será la reacción de tus padres:

Es probable que tus temores sean infundados, y que cuando se enteren cuál es tu verdadera inclinación sexual, te abracen y te acepten tal como eres.

Por el otro lado, también puede ser que su reacción sea muy dura y que no te acepten. Por eso, quizá te convenga considerar salir del clóset después de que cumplas 18 años.

También te aconsejamos que hables del tema con alguien de tu confianza, por ejemplo un buen amigo, un familiar que sea abierto en su forma de pensar, un madrij o maestro en quien confíes.

Aunque el salir del clóset sea una experiencia difícil, gracias al amor y a la sensibilidad que sientes por tu familia, así como a la madurez que demostraste en la carta que nos diriges, en Guimel estamos seguros de que tendrás la fuerza y hallarás la mejor forma de contarles a tus padres tu verdad, y te deseamos que pronto regresen a ti y a tu familia la confianza, la unión y el diálogo sin secretos y sin mentiras.

————————————————————————————————-

Pregunta:

Soy divorciada y tengo tres hijos. Mi hija de 25 años regresó de viaje hace un mes y me contó que es lesbiana y que tiene una pareja. Unos días después se fue con ella de fin de semana. Estoy en shock. Nunca me lo esperé, hubiera preferido que no me lo contara. No sé qué hacer ni cómo contárselo a mi familia y a mis amigos. Por favor necesito un consejo, no sé qué hacer, estoy deshecha. M.

Respuesta:

Querida M:

Vamos a empezar por la parte final de tu carta. Te aconsejamos que en estos momentos no te preocupes pensando en cómo contarles a tu familia y amigos. En estos momentos lo importante es que te ocupes de ti misma y de tu hija.

Son muy pocos los padres que reciben la salida del clóset de sus hijos con total calma y tranquilidad. Para algunos, la noticia es como un balde de agua helada que les cae de repente sin previo aviso. Para algunos otros, es la confirmación de algo que sospechaban y no se atrevían a preguntar.

De una u otra manera, al enterarse, los padres experimentan toda una gama de sentimientos. Nos escribes que estás en shock, por lo que nos imaginamos que la noticia de tu hija te tomó por sorpresa y te causó confusión y quizá un sentimiento de enojo, decepción, vergüenza, culpa y muchos otros sentimientos y pensamientos más. Todo lo que sientes es normal, aunque te parezca que no tiene “lógica”. En estos momentos estás intentando manejar una gran dificultad, además del hecho de no compartirlo con el padre de tu hija.

Por otro lado, la decisión de tu hija de salir del clóset y de hacerte partícipe de detalles importantes de su vida personal, son una prueba del lugar tan privilegiado que ocupas en su vida. Podría ser que el que se haya ido fuera el fin de semana sea una decisión tomada con buena intención de su parte, para darte el tiempo y el espacio necesarios para que asimiles lo que te contó y puedas manejarlo.

Tu hija necesita que la abraces y la aceptes, sin embargo eso no significa que tú debas ocultarle que te cuesta trabajo y te es difícil. Ella seguramente lo entenderá porque ya pasó por el proceso de aceptarse a sí misma y debe saber que no es fácil.

También es el momento de decirle que aunque ahorita estás pasando por un momento muy difícil y necesitas tiempo para asimilar y digerir lo que te contó, para ti ella siempre será tu hija amada y siempre podrá contar contigo.

Más adelante, cuando ya te sientas que puedes hacerlo, tendrás la serenidad para pensar y decidir cómo manejar la situación con tu familia y amigos.

La mayoría de los padres pasamos por un proceso al final del cual vivimos en paz con el hecho de que nuestro hijo/a es gay/lesbiana/ transgénero o bisexual.

En Guimel te invitamos a pasar el proceso juntos, y con el apoyo de otros padres que pasaron o que están pasando por lo mismo que tú.

No estás sola.

————————————————————————————————-

Si tú tienes alguna pregunta que nos quieras hacer, ¡No dudes en contactarnos!

Hasta la próxima…

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s