El problema que no debió ser

A continuación presentamos las reflexiones de “E”, un aliado de Guimel que participó en la Marcha del Orgullo LGBTTTI en junio del 2013 en la Ciudad de México. El autor pidió conservar el anonimato por miedo a represalias de la Comunidad judía, a la que pertenece.

Hace algunos meses se celebró la marcha del orgullo LGBTTTI en México. Siendo heterosexual, pero debido a mi relación cercana con algunos miembros de la comunidad LGBT, participé junto con mi esposa como parte del contingente de GUIMEL, el grupo de apoyo a l@s LGBT de la Comunidad judía de México.

IMG_4549 chÉramos pocos, apenas unos 10 o 15, pero llamamos mucho la atención por ser judíos y por llevar kipot de colores del arcoiris. Algunos del grupo, a pesar de estar marchando, tratábamos de evitar salir en fotografías, tarea casi imposible. Otros con orgullo posaban. Mientras marchaba no dejaba de pensar, ¿por qué esconderme? ¿por qué somos tan poquitos los que marchamos, si hay mucho más miembros de la comunidad LGBT judíos en México?

Resulta que la Comunidad judía mexicana es una de las más cerradas respecto este tema. Tan es así que la gran mayoría finge que esto no existe, que no sucede, y cuando sucede, tratan de esconderlo y se convierte en un secreto a voces. Y esto no es nada más entre los religiosos, también los seculares actúan así. Es una homofobia pasiva: no se les violenta físicamente, simplemente se les ignora y se les margina.

Esto contrasta mucho con lo que sucede en Estados Unidos, donde este tema ha sido debatido ampliamente en todas las denominaciones, desde ortodoxos hasta reformistas.

Si bien la homofobia se sustenta en el pasaje bíblico que dice que el hombre no debe yacer con otro hombre como lo hace con una mujer, hay quienes interpretan este pasaje únicamente como una prohibición del sexo anal, y no de la homosexualidad en sí. Muchos homosexuales viven plenamente sin esta práctica. Esta interpretación permitió que la ortodoxia estadounidense promoviera lo siguiente:

  1. No se debe impedir que homosexuales o sus hijos adoptivos o biológicos participen en la comunidad ni se les debe agredir ni odiar.
  2. No se les puede obligar a tomar terapias de conversión si no lo desean.
  3. No se les puede forzar a casarse con alguien del sexo opuesto a quien no aman ni podrán amar.

La postura ortodoxa americana se queda corta en cuanto al tema del matrimonio, ya que sigue sin permitir el matrimonio gay. Pero aún así, esta postura es un gran avance.

Los conservadores permiten que cada congregación decida respecto de su postura, habiendo algunas que mantienen la postura dura que antes tenía la ortodoxia y otras oficiando matrimonios homosexuales.

Los reformistas y reconstruccionistas aceptan totalmente a los Gays y no hacen distinción, habiendo entre ellos muchos rabinos y rabinas fuera del closet.

Si en Estados Unidos ya tuvimos estos avances, ¿qué pasa en México?  La comunidad simplemente lo calla, evita hablar del tema, los margina y los hace a un lado.

Si alguien decide salir del closet, no es raro que los más cercanos traten de esconderlo de la familia extendida y el resto de la comunidad. Pero tarde o temprano todos terminan por enterarse y fingir demencia. Esto hace sentir a estas personas marginadas y ahorcadas, y terminan separándose de la comunidad.

Es bien sabido que las terapias de conversión a heterosexual son ineficaces y potencialmente dañinas para los individuos. Estudios científicos indican que la preferencia sexual es lo que es y no se puede cambiar. Exodus, la organización “ex-gay” más grande que ha existido en el mundo, cerró sus puertas este año al llegar su presidente a esta ineludible conclusión.

Y sin embargo, y en contradicción con lo pedido por los ortodoxos en EUA, personas LGBT de la comunidad judía de México son enviadas por algunos rabinos a una organización que implementa este tipo de terapias y que pone en riesgo la salud mental de quienes asisten. Los miembros de Guimel constantemente pelean por ser ellos a quien los envíen los rabinos, ya que en Guimel buscan que se acepten a sí mismos como son y vivan plenamente. La organización que pretende “curar” la homosexualidad antagoniza con ellos buscando todo lo contrario, y potencialmente causando un gran daño a la persona y a sus familias.Screen Shot 2013-12-19 at 12.16.49 a.m.

Como ya se dijo, Guimel se encuentra actualmente luchando por promover que los LGBTs sean aceptados dentro de la comunidad judía, y que no se les trate de convertir ni se les margine injustamente. Pero Guimel es una organización de creación reciente y como tal, aún no tiene la penetración dentro de la Comunidad que hace falta para que aquellos LGBT que deseen vivir su judaísmo y su sexualidad en plenitud sin tener que elegir entre ambos, puedan hacerlo.

La Comunidad judía mexicana es muy especial, y como ya lo hizo antes con las drogas, el alcoholismo y la ludopatía, ahora finge que la homosexualidad no existe y la hace a un lado, y hacer que abra los ojos será sumamente difícil. A diferencia de las adicciones, la homosexualidad jamás debería ser vista como un problema. Cuando la comunidad finalmente aceptó que existía la situación de las adicciones y empezó a ocuparse de ello, ya era demasiado tarde para algunas personas. No debemos permitir que esto suceda con la homofobia.

Atentamente,

E

Anuncios

5 pensamientos en “El problema que no debió ser

  1. Creo que debemos organizar documentales del tema en otros países y difundirlo de una manera muy estratégica.

  2. La lucha no es con la sociedad es con uno mismo ,a PESAR del obstaculo subjetivo de todo lo que nos rodea y que es tan simple como decir : la vida es para vivirla , no para morirla, muchomenos con uno mismo como una carcel … Exito

  3. reconocer los derechos humanos y que nunca jamas se cometan crimenes de cualquier tipo contra la humanidad es la lucha y deber de todos..viva la PAZ

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s